sierranorte.tez@gmail.com

Teziutlán, Pue.- La construcción del megaproyecto de agua potable que se construirá este año en la zona sur
del municipio, dará a la perla serrana su primera fuente propia de abastecimiento de agua potable y será
una garantía de largo aliento para los inversionistas que ya exploran la zona donde se construye el
libramiento Arco Sur, informó el director del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y
Alcantarillado del Municipio de Teziutlán (SOSAPATZ), Enrique Sedano Bravo.

Esta obra magna de infraestructura básica que desde hace dos años trazó el SOSAPATZ sobre la perspectiva
de crecimiento poblacional que proyecta Teziutlán, dada la importancia que tiene en el apuntalamiento del
desarrollo socioeconómico del municipio recibió el respaldo del gobernador, Tony Gali Fayad, por lo cual,
destaca Sedano Bravo, el gobierno poblano aportará el 70% de los 26 millones de pesos que se requieren
para su realización, y el 30% restante lo liquidará el Sistema Operador de las cuotas que pagan los usuarios.

Respecto a las cuestiones técnicas del megaproyecto, el director del SOSAPATZ expuso que con la nueva
infraestructura se eliminará el mecanismo de tandeos del sistema de abasto de agua potable de las colonias
del sur del municipio, así también por su gran capacidad de almacenamiento se incrementará el flujo de
distribución de 12 a 30 litros de agua potable por segundo, con lo cual se elevará en más del doble la
eficiencia del servicio que ahora mismo reciben las familias de los sectores La Garita y Sección 23 de la zona
sur, además que se podrán atender colonias de las zonas sur, sur poniente y nororiental del municipio.

En cuanto al espectro geográfico Sedano Bravo explico que esta nueva fuente de abasto elevará la calidad
del servicio de agua potable en las zonas centro y conurbada de la perla serrana. “En el proyecto estamos
considerando cubrir parte de la zona de Xoloateno a San Juan Tezongo,  así como derivar una dotación de
agua para los barrios de Chignaulingo, La Legua y San Miguel Capulines, e incluso se podrá incrementar el
abasto en la zona centro de Teziutlán, en el cuadrante de Nigromante a Cuauhtémoc, así como reabastecer
las redes de El Chohuis y una parte de la junta auxiliar de San Diego”, detalla en la entrevista.

Comparada en cifras con lo que se hace en Teziutlán, el ingeniero Sedano Bravo admite que ciertamente la
inversión para el megaproyecto de agua potable no es tan relevante, aunque por sus alances en el
desarrollo socioeconómico del municipio el mediano y largo plazos, y por el número de beneficiarios que
tendrá de cobertura, es la obra social más importante que se haya hecho en estos dos años,  en función de
que se convertirá en un detonante de económico en zonas que ya urbanizó el presidente municipal, Toño
Vázquez, y garantizará a los inversionistas servicios básicos de calidad por los próximos 20 años.

No todo es bonanza inercial, advierte el director del SOSPATZ, puesto que implica retos de gran
envergadura para estandarizar la calidad de los servicios en toda la red que administra el Sistema Operador,
entre ellos resolver el desfase que existe entre el costo de servicio por bombeo, que se incrementa con el
tabulador dinámico que aplica la Comisión Federal de Electricidad, y la cuota que el usuario paga por
consumo de agua potable y por las descargas de aguas residuales, cuya tasa no se ha incrementado desde
que asumió el gobierno municipal el alcalde Toño Vázquez.

Para poner esta situación en una mejor perspectiva de análisis social, Sedano Bravo, expone el próximo
escenario de retos que tiene el SOSAPATZ:

“Ahora que tengamos el proyecto trabajando es un hecho que vamos pagar más por consumo de energía
eléctrica… Si en la actualidad pagamos cerca de 5 millones de pesos al año por el servicio de energía
eléctrica para las estaciones de bombeo, cuando el megaproyecto esté en funciones incrementará la
capacidad de aforo de las bombas de agua.”

Estos son los nuevos requisitos para darle servicios eficientes y de calidad a los teziutecos, recalca. “Será
igual en el sistema de bombeo de Coyotzingo que en el de la red de El Fortín, y desde luego que habremos
de darle más caballaje a las bombas de Infonavit Minera y de La Garita, las que en promedio actualmente
tienen una capacidad 60 caballos y, con el nuevo sistema de bombeo, se incrementarán de 95 a cien caballos
de fuerza, lo cual requiere de mayor consumo de energía eléctrica y el costo por la operación de la red de
bombeo podría incrementarse hasta un 40%”, ponderó el funcionario.

No obstante estos retos y vigilar que se cumpla cada etapa de las obras, Sedano Bravo puntualiza que “es
una nueva infraestructura que traerá muchos beneficios a Teziutlán, aunque por las obras realmente no es
un proyecto lucidor pero si te puedo asegurar que, en cuanto a sentido social, es el más importante de
todos los que se están realizando y aun que la inversión será muy grande, porque en el centro histórico se
invierten 50 millones y para el libramiento Arco Sur se inyectarán 170 millones de pesos, los 26 millones de
pesos que cuesta el megaproyecto de agua potable, será el recursos mejor invertido en el sentido social,
porque garantizará el abasto de agua potable a Teziutlán por 20 años, y esa garantía nos dará muy buenos
resultados para el futuro de los teziutecos.”
El megaproyecto de agua potable detonante potencial de la economía en Teziutlán: Sedano Bravo