Estrella de 5 Puntas
Eric Martínez Méndez

ZACAPOAXTLA: LOS MOMIOS
Ceñidos a las estadísticas de las últimas mediciones demoscópicas, se puede afirmar que los zacapoaxtecos ven, en la contienda local, solo dos adversarios. En cuanto a conocimiento de la persona, José Armando Sánchez Jiménez, puntea con bastante ventaja, seguido de Margarita Lobato Toral, y muy rezagados, les siguen Humberto Uribe y Ebodio Santos Alejo.

Respecto a la intención del voto, los ejercicios de medición tienen variables entre las fechas y las firmas que han consultado a los zacapoaxtecos, no obstante, siguen a la cabeza Margarita Lobato y Armando Sánchez, por quienes -a diferencia de los otro contendientes- la gente sabe el por qué les daría su voto. Es decir, que el elector votaría por alguno de ellos porque son políticos de resultados, no de promesas.

La parafernalia de la política condimenta mucho los rumores y los chismes de corredor respecto a los candidatos, sus partidos, los grupos que respaldan el proyecto e incluso, con cierta inquina, exageran los negativos de quienes irán desde el 29 de abril a pedirle el voto a los ciudadanos, y contra la lógica de los políticos, la peor parte no se la lleva el alcalde Guillermo Lobato, sino el abanderado del PRI, Humberto Uribe Ortigoza, de quien lamentan obviara la Operación Cicatriz y por ello le atribuyen el nuevo divisionismo del tricolor.

Precisando un poco más las mediciones, debe decirse que la presidencia municipal se la disputan, como punteros, Margarita Lobato, con la bandera del PRD, y Armando Sánchez, que encabeza la alianza PAN-MC. Ebodio Santos, de MORENA, y Humberto Uribe, se pelean el tercero y cuarto lugares en la contienda y ahora mismo, cuando están en la línea de arranque las campañas, sólo a uno de éstos dos últimos contendientes, les alcanza para una regiduría plurinominal.

Según los observadores y dicho sin afanes, el mejor calificado es Armando Sánchez, un profesionista egresado Escuela Libre de Derecho, de 37 años de edad, casado y padre de tres hijos, con 14 años en el servicio público y dueño de un expediente ejemplar, cuyo trabajo lo ha desarrollado principalmente en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, últimamente al frente de la Jurisdicción Sanitaria 03, donde renovó su infraestructura dignificó sus servicios, amén de que, entre el 2011 y el 2014, como alcalde de Zacapoaxtla, inició un proyecto de modernización con avances importantes que la gente le sigue aplaudiendo.

El otro punto fuerte de Armando Sánchez, es su empeño en cada proyecto. Así, cuando se confirmó su candidatura inició una campaña de bajo perfil mediático para visitar cada una de las 28 comunidades y las seis juntas auxiliares del municipio, con el propósito de reencontrarse con una estructura política que tiene más de cuatro años de estar en reserva, digamos un pequeño ejército de simpatizantes y aliados al que, si logra activarlo a tiempo, puede llevarlo a consolidar la ventaja virtual que ahora mismo le dan las encuestadoras.

Están por arrancar las campañas locales y aun cuando las estadísticas señalen ventajas para los punteros, cualquiera de los candidatos que se confíe en las cifras puede perder terreno muy rápidamente y, en la lógica de la competencia, no podrá recuperarse en 60 días. La que viene debe ser una campaña de aire y de tierra. El conocimiento del territorio es obligado, pero igualmente necesario saber que las redes sociales van a influir y, la verdad, no todos los que buscan el voto saben cómo adaptar sus estrategias en este nuevo escenario.

Ya veremos qué ocurre en este heroico municipio, donde la gente de las comunidades determina mucho la elección con un voto cada vez más razonado, un efecto que la democracia le debe aquí al trabajo del Movimiento Antorchista, una organización política autónoma, tal vez la más importante de México y la que, en este proceso electoral, hará sentir su presencia de manera muy clara y precisa.

TETELES: VOTO RAZONADO
Si los comicios para elegir al presidente municipal de Teteles fuesen hoy, Mario Castro Jiménez, ganaría con ventaja de 4 a uno contra Lulú Martínez, su más cercana contrincante. Este posicionamiento, vale puntualizarlo, no se lo da Compromiso por Puebla (CPP), que es un partido local nuevo que aquí registra solo el 5.5% de intención del voto, sino el alto perfil que tiene como persona y como profesionista, cualidades que le han evaluado desde hace tres años que inició este proyecto.

Es decir, en este caso que, en las elecciones del uno de julio próximo, los ciudadanos votarán por la persona, un efecto que, en los resultados preelectorales del más reciente estudio de opinión realizado a los tetelenses, marca claramente la tendencia del voto diferenciado al registrarse, por ejemplo, que el 35.7% de los electores que voten por Enrique Doger para gobernador, sufragarán por Mario Castro para presidente municipal, un tendencia que crece a 73.7% con los electores que prefieren a Martha Erika Alonso, y que llega a 52.6% de quienes afirman que votarán por Luis Miguel Barbosa.

El municipio territorialmente es pequeño y su lista nominal no supera los 4 mil 500 electores, no obstante, la medición cuantitativa realizada a mediados de marzo tiene mucho valor si se toma en cuenta que es un municipio altamente politizado y cuya población en general reporta como grado mínimo de escolaridad la secundaria, y puntualmente porque el estándar de votación está por arriba del 60% del listado nominal.

Por consiguiente, se acredita la contundencia de los porcentajes que arroja la pregunta: “Si hoy hubiera elecciones para elegir al próximo presidente municipal de Teteles, de los políticos que conoce, ¿Por cuál candidato definitivamente si votaría?”. El 51,3% de los ciudadanos encuestados afirmó que votará por Mario Alberto Castro Jiménez. El 13,4% lo hará por la candidata de MORENA, Lulú Martínez Romano.

Para poner en una perspectiva general este escenario, le informo que en esta encuesta Ramón Sánchez González tiene el 9,1% de preferencias, y que Adelaida López González y Cirilo Suárez Martínez, registraron el 5,9% y 5,3% de intención del voto. Los ciudadanos que no saben, que no contestaron o que no votarán por ninguno, suman apenas el 12%.

Según los analistas, es un hecho que la intención del voto registrará otras variables cuando los candidatos a presidentes presenten a sus planillas. Se dice que en política “hay sumas que restan”, al igual que hay alianzas que multiplican. Y puede ocurrirle a Mario Castro que se incrementen estas cifras porque en su planilla estarán como candidatos a regidores de un alto valor moral, de trayectoria política muy corta, pero con un largo historial de trabajo social efectivo.

Desde que George Gallup diseñara el método para establecer el orden del cuestionario, su procesamiento y la codificación, las encuestas enfocadas a detectar la tendencia del voto se han perfeccionado y tienen un margen mínimo de error, en este caso de más menos 5%, por lo cual es muy importante enfocar que el grado de confianza en el candidato es uno de los principales factores que generan esta preferencia.

Vale la pena ampliarle datos. Según la encuesta, los tetelenses ven en Mario Castro a un político que apoya a la gente, que trae buenas propuestas, principalmente que les inspira confianza y votarán por él porque sí trabaja; en tanto que a Lulú Martínez le darán su voto principalmente porque le tienen confianza, en parte porque les parece que sus propuestas son buenas, además porque es mujer y porque es gente nueva en la política.

El resumen del informe final de esta muestra estadística, determina también que la intención del voto, medido por partido político, tiene variables diferentes. Cuando se les preguntó "Si hoy fueran las elecciones para elegir al presidente municipal de Teteles ¿Por qué partido votaría?", el 35.8% respondió que lo hará por el PAN, en tanto que por MORENA lo hará el 15%, y por el PRI votará solo el 14,4% de los ciudadanos encuestados. Los electores que no saben aún a quien le darán su voto, suman 18,2%.

En la votación por candidato para la elección presidencial, el 4,3% de los ciudadanos encuestados apoya a Margarita Zavala, en tanto que para José Antonio Meade Kuribreña, el rango es de sólo 9,1%, y para Ricardo Anaya Cortés, el 12,3% de electores le ratificó su voto, y todos ellos en menor proporción a la gente que dijo que aún no sabe a quién le dará su voto, que es un 18,7%. Y aquí aparece otro dato importante, porque 55,6% de los electores afirmó que votará por Andrés Manuel López Obrador.

Y en el ítem de “Si hoy fueran las elecciones para elegir al Gobernador del Estado de Puebla ¿Por cuál candidato votaría?”, la tendencia se confirmó en Teteles. Con una participación del 57,9% en la elección, el 0.5% lo hará por Juan Carlos Natale, por Cirilo Salas lo hará el 3.7%, y por Enrique Doger solo un 8%. Se destaca un empate técnico entre Martha Erika Alonso, (24,6%), y Luis Miguel Barbosa (27,8%), un natural efecto de la “marca AMLO” que el panismo unido podrá cambiar al arrancar campañas este fin de mes, porque el rango de los que no han definido su voto es del 35,3%.

En resumen, el voto diferenciado que puede registrarse en Teteles y que se manifiesta de muchas maneras, entre ellas por razonamiento de los electores, estableció a Mario Alberto Castro como una constante y de cara a la jornada electoral lo posiciona con una clara ventaja. La técnica cuantitativa aplicada en la encuesta que realizó la firma Uno Consultores, de Puebla, también generó un diagnóstico muy preciso de la problemática social señalada en los rubros de seguridad, equipamiento urbano, servicios básicos y empleo.

Para puntualizar sobre este estudio de opinión, cabe destacar que en este apartado y sobre las principales necesidades de la población, entre otros tópicos el 27,7%, dijo que hace falta más y mejor seguridad pública, el 15,8% pidió la pavimentación de calles, el 13,7%, señaló que el problema mayor es el alumbrado público, en tanto que sólo el 12,6% reclamó el mal estado de las calles.

En fin, la consulta está muy completa y le servirá de mucho a Mario Castro, porque es un diagnóstico que le dará los elementos que se necesitan en cualquier campaña para ganar una elección, ello no obstante que en Teteles se hizo muy evidente la tendencia del voto diferenciado, tanto por la influencia de la “marca AMLO” que lleva más de 18 años en promoción y la muy efectiva introducción de marca del “Movimiento Naranja”, cuyo efecto ha puesto a trabajar a toda su capacidad a los eruditos para recalibrar sus mediciones, quienes admiten que la última palabra la tendrá el elector en las urnas.

Hasta la próxima. Le dejo un fuerte abrazo. //Sierranorte /Sierranorte Digital.