sierranorte.tez@gmail.com

Corona Salazar, de origen humilde pero educada
con valores: Neyito Álvarez
Neyito Álvarez, afable, con voz pausada y muy sinceramente afirma, en un testimonial videograbado, que todos sus hijos nacieron en Teziutlán. Con esta contundente confesión aclara de tajo el origen natural de la doctora Corona Salazar Álvarez, de quien dice, puntual y alegremente para acabar con toda duda, es teziuteca.
En su testimonial, María Álvarez Aburto, o Neyito, como cariñosamente le conoce la gente, se mira en retrospectiva desde los juveniles años de la diputada por el Distrito Local 6 de Teziutlán, años duros y de muchas carencias que no la hicieron desfallecer en el reto de levantar a su familia, en especial a sus hijas. Para confirmarlo subraya: “Corona es de origen humilde pero educada con valores”.
Teziutlán, Pue.- A coro, casi un millar de amigos y familiares entonaron las tradicionales
“mañanitas” para festejarle un cumpleaños más a la diputada por el distrito local 6 de
Teziutlán, Corona Salazar Álvarez, quien, conmovida y emocionada por esta enorme
muestra de afecto dijo sentirse “bendecida por el cariño de la gente”.

En este festejo destacó la presentación de un video testimonial desde el cual, de manera
muy emotiva se hizo una remembranza de la vida de la legisladora teziuteca. Con
elocuente sencillez María Álvarez Aburto, madre de la festejada, en el audiovisual
confirmó que la suya no fue una vida de lujos sino de esfuerzo cotidiano y trabajo digno.

Neyito Álvarez, como cariñosamente le dice la gente, afirmó con profundo respeto que
Corona Salazar, al igual que todos sus hijos, nació en el hospital regional de Teziutlán. Y
señaló que la ruta de la superación, fue enfrentar el reto de edificar una familia con
valores no obstante la precaria situación económica que padeció como cualquier madre
serrana.

En el panegírico audiovisual que familiares y amigos le obsequiaron a Corona Salazar las
gráficas registran varias etapas de la vida de la festejada, algunas de ellas épocas en las
que se hacen evidentes las limitaciones económicas que sus padres enfrentaron para
darle la oportunidad de cursar estudios universitarios, hasta que se tituló como Médico
Cirujano.

Neyito Álvarez, más allá de hablar con amor de su hija subraya con honestidad los valores
humanos y la vocación de servir a los demás de la diputada local por Teziutlán. Y para
rematar el audiovisual a este testimonio de vida le siguieron una serie de comentarios
de aliento de empresarios, jóvenes estudiantes, políticos, campesinos y profesionistas,
de hombres y mujeres que con franqueza la invitaron a seguir trabajando por el
bienestar de los serranos.

Al finalizar el testimonial una enorme ovación hizo vibrar los altos ventanales del Centro
de Convenciones de Teziutlán. También, más de un millar de amigos de las colonias, las
comunidades y juntas auxiliares, del centro histórico y de municipios aledaños sumaron
sus voces para entonar una porra de felicitación por el cumpleaños de la doctora Corona
Salazar.

Posteriormente la diputada por el Distrito Local 6 de Teziutlán, agradeció las muestras de
cariño a empresarios, líderes religiosos, transportistas, comerciantes, representantes de
partidos políticos, dirigentes de organizaciones sociales, representantes de los sectores
productivos y funcionarios de instituciones gubernamentales y de la iniciativa privada
que acudieron a felicitarla.

Visiblemente emocionada, Corona Salazar, tomó la palabra para agradecerle a todos sus
muestras de afecto y solidaridad. Les expresó que la presencia de cada uno fortalece en
su actividad cotidiana y se mostró agradecida por el respaldo que le han dado los
teziutecos y los serranos, lo cual -dijo- es una oportunidad para seguir trabajando juntos.
“Nunca voy a negar mi origen, porque es la base de mi trayectoria en la que me han
acompañado todos ustedes. Gracias por acompañarme. Me siento bendecida por el
cariño de la gente”, afirmó para recalcar, como Neyito Álvarez dejó en claro, que ella es
producto de la cultura del esfuerzo y reiterarles a cada uno el compromiso de continuar
sin distingos su vocación de servir a los demás.

La fiesta fue amenizada por el grupo Fusión Teziutlán y algunas melodías magistralmente
ejecutadas con saxofón. En las mesas se sirvió sopa fría al cilantro, lomo almendrado con
guarnición de puré de papas, regados con finos licores.

Cabe señalar que previo, durante y posterior a la fiesta, los invitados y la legisladora
posaron para la fotografía del recuerdo. Y en cada encuentro personal la gente aprovechó
para agradecerle a Corona Salazar por el apoyo que les ha dado, además de felicitarle por
un año más de vida y reiterarle su respaldo en los retos venideros.