sierranorte.tez@gmail.com

Liderazgo social, la mejor herencia de Manuel Hernández
Pasión a Huitzilan: Aquiles Córdova
Huitzilan de Serdán, Pue.- La consigna de “Manuel, amigo, Antorcha está contigo”, retumbó en las
calles huitziltecas. Miles de antorchistas, encabezados por su líder nacional, Aquiles Córdova Morán,
con el puño en alto y voz en cuello corearon el último adiós al presidente municipal, Manuel
Hernández Pasión, arteramente asesinado por un comando que el 10 de octubre lo emboscó en la
carretera interserrana.

Durante el homenaje que le rindieron en el auditorio “Máximo de la Cruz Rivera”, el secretario general
del Movimiento Antorchista nacional, Aquiles Córdova Morán, destacó el liderazgo social de Hernández
Pasión, como la mejor herencia que le deja a las juventudes huitziltecas. Su obra, su valentía, su lealtad
y modestia, son la mejor escuela para aquellos que van a organizar y conducir al pueblo por mejores
estadios de progreso, subrayó en resumen el dirigente nacional.

Desde la noche del 10 y hasta el día de su sepelio las calles y campos de este pueblo, uno de los
enclaves serranos más intrincados, se convirtieron en enormes campamentos de antorchistas que
acudieron a solidarizarse con la familia Pasión Hernández y con sus compañeros huitziltecos. El
asesinato no redujo sus ánimos. Casi 48 horas después del atentado, 30 mil antorchistas se congregaron
aquí para reclamar cero impunidad y pedir justicia para el mártir de Huitzilan.

El cuerpo de Hernández Pasión fue depositado en una caja de cedro que lleva tallada la imagen de la
Virgen de Guadalupe. La maestra Dánae Córdova Morán, dirigente del Seccional Zacapoaxtla y lideresa
del antorchismo serrano, amorosa pero con el rostro endurecido por el duelo, caminó al frente del
enorme contingente de antorchistas cargando una cruz de madera labrada, que lleva incrustada la
imagen de San Judas Tadeo y la fecha del fallecimiento del alcalde, que murió a la edad de 35 años.

El cortejo se llenó de banderas rojas, sombreros y rebozos. Camino al auditorio “Máximo de la Cruz
Rivera”, donde se le rindió homenaje, danzantes y músicos marcharon en silencio bajo la pertinaz e
intermitente lluvia. Con el puño en alto y a todo pulmón siempre, la consigna de “Somos un solo
hombre, somos un solo ideal, adelante antorchistas, hasta triunfar”, se encendía por tramos en esa
enorme columna humana que abarrotó las calles de la cabecera municipal.

En el auditorio las juventudes antorchistas, hombres y mujeres indígenas, profesionistas y campesinos,
dolidos por esta agresión, lanzaron vivas y consignas solidarias al Movimiento Antorchista y al mártir de
Huitzilan. Ahí mismo se realizó la Misa de Cuerpo Presente y las delegaciones de varias regiones
poblanas hicieron guardias de honor. Hombres y mujeres, niños y jóvenes, en este último adiós no
contuvieron el llanto.
En el homenaje músicos y grupos de danza folclórica, jóvenes estudiantes a los que el alcalde
desaparecido ayudó a prosperar en los últimos tres años, bailaron y cantaron para despedir al
presidente municipal que detonó la transformación del Huitzilan y sus comunidades, a las que en 36
meses canalizó en obra pública y acciones de asistencia social, salud y educación, la cifra histórica de
554 millones de pesos.

El dirigente nacional del antorchismo, Aquiles Córdova, señaló que cada época pare a un líder para
conducir al pueblo, forjado de los mejores elementos para enfrentar con éxito los retos. Así esta era
forjó a Hernández Pasión, como un líder nato, y por lo cual Manuel era el primer elemento de la
esperanza de los huitziltecos, de construir un México mejor.

“Cada era pare al hombre que se necesita y Manuel era el hombre que necesitaba Huitzilan”,
puntualizó Córdova Morán en su panegírico al hacer una valoración de las cualidades de liderazgo del
infortunado alcalde de Huitzilan. Manuel era valiente, visionario, leal, era amigo y modesto con su
pueblo, era un gran líder antorchista, destacó enfático el dirigente nacional.

En conclusión, dijo, además de la obra y los grandes avances logrados para este enclave serrano,
Manuel Hernández Pasión les hereda una escuela de liderazgo. Por ello hizo un llamado muy concreto a
las juventudes para tomar la estafeta que en esta lucha dejó el alcalde asesinado. “Necesitamos líderes
así preparados como lo era Manuel, inteligentes, decididos y valientes para que dirijan al pueblo de
Huitzilan”, reclamó.

“Acérquense más a Antorcha, porque aquí con nosotros, les guste o no les guste, está el futuro de
Huitzilan”, invitó con vehemencia a las juventudes serranas a las que convocó a no ignorar el atentado
que provocó la pérdida de este gran líder de Huitzilan. Finalmente el ingeniero Aquiles Córdova,
recalcó en su exhorto: “Nosotros queremos un México mejor para todos, en particular, para los
jóvenes” que deben convertirse en líderes capaces de analizar los problemas de su pueblo para
anticipar las soluciones.

En el panteón municipal, Beatriz González, la viuda de Hernández Pasión, despidió “al compañero
Manuel” con el exhorto de convertir el dolor en coraje, y el coraje en acción en las filas del
antorchismo. “No estén tristes, sabemos que duele, pero nuestro dolor hay que convertirlo en coraje,
vamos a demostrarles que seguiremos luchando”, dijo en medio de la reiterada consigna de “Manuel
amigo, Antorcha está contigo”, que corearon miles de campesinos.

Momentos antes de sepultar el cuerpo del mártir de Huitzilan, la viuda de Hernández Pasión, en
congruencia con el llamado que hiciera el dirigente nacional, subrayó: “Tenemos que demostrar que
somos igual que él, y demostrarle a los enemigos que no estamos solos, que mi familia no se queda
sola, que la Organización está con nosotros”, por lo cual el Movimiento Antorchista seguirá creciendo
en México.

En la exequias de Manuel Hernández Pasión, estuvieron además de la dirigencia nacional, el líder del
Movimiento Antorchista en Puebla, Juan Manuel Celis Aguirre, las diputadas federales Hersilia Córdova
Morán, Edith Villa Trujillo y Maricela Serrano Hernández, igualmente el dirigente del Movimiento
Antorchista en Texcoco, Brasil Acosta, así como el diputado federal Héctor Javier Aguirre, y la consejera
nacional por Puebla, Soraya Córdova Morán.

Así también, además de la maestra Dánae Córdova Morán, de la dirigencia del Seccional Zacapoaxtla,
Sady García Córdova, Adalid Córdova Muñiz y Rafael Soto García. Del país, asistieron Omar Carreón
Abud, de Michoacán, Samuel Aguirre Ochoa, de Veracruz, Jesús Tolentino Román Bojórquez, del Estado
de México, Guadalupe Orona Urías, de Hidalgo, así como el secretario de Prensa de la dirigencia
nacional, Homero Aguirre Enríquez.

Se citó también a Lenin Campos Córdova, de San Luis Potosí y a Rodolfo de la Cruz Meléndez, de
Puebla. Entre otros antorchistas destacados estuvieron Jasón Celis Córdova, Edgar Amílcar Lara, Abel
Pérez Zamorano, León Ulises Córdova Morán, Carlos Martínez Leal, Everardo Lara Covarrubias, Miguel
Ángel Cacique Olmos, Telésforo García Carreón, Rocío Canales, Adriana Agudín Palavichini, Amina
García Córdova, Isaías Chanona Hernández e Inés Córdova Aguilar. (www.sierranorte.com.mx/
EMM/Luis A Fernández).